bandera colombiabandera Perú
Menú

9, mayo 2024 | Tiempo de lectura: 7 minutos

3 procesos creativos imbatibles para tu estrategia

Los procesos creativos son fundamentales en distintos ámbitos, desde el arte hasta la ingeniería y el marketing. No solo impulsan la innovación y el desarrollo, sino que también son esenciales para resolver problemas complejos en maneras únicas y eficaces.

En este artículo, nos lanzamos a explorar los métodos más conocidos de los procesos creativos de nuestro equipo. En este ecosistema conviven la lluvia de ideas, el design thinking y el planning. Descubre cómo hacer una estrategia de contenidos digitales imbatible para mejorar tu presencia en el mercado.

¿Qué son los procesos creativos?

Los procesos creativos son conjuntos de métodos y técnicas diseñados específicamente para fomentar la generación, desarrollo y concreción de ideas innovadoras. Estas ideas tienen como propósito principal solucionar problemas existentes o abrir puertas a nuevas oportunidades y perspectivas en diversos campos.

Desde el ámbito empresarial hasta el artístico, estos procesos son herramientas esenciales que permiten a los profesionales pensar fuera de los límites establecidos. La metáfora “thinking outside the box” (pensar fuera de la caja) se hace presente. La creatividad, lejos de ser un don innato y exclusivo de ciertas personas, puede ser estimulada y gestionada a través de estos procesos.

Según Graham Wallas, autor del libro Art of Thought (1926), las cuatro fases del proceso creativo son: búsqueda o preparación, incubación, iluminación y verificación. En ellas, entran diversas técnicas y partes. La lluvia de ideas, los mapas mentales y modelos estructurados como el design thinking son algunas de las opciones. Al emplear estos métodos, los equipos e individuos pueden desbloquear su potencial creativo y transformar ideas abstractas en resultados tangibles y exitosos.

Búsqueda o preparación

En esta primera etapa, el individuo se sumerge en el problema o tema que desea abordar. Se dedica a recopilar información, analizar datos y explorar diferentes perspectivas. Es un proceso de investigación y aprendizaje activo que busca comprender a fondo la situación y definir claramente el desafío a enfrentar.

Incubación

Una vez que se ha reunido suficiente información, la mente entra en un período de "incubación". En esta fase, el problema se deja reposar inconscientemente mientras la mente subconsciente continúa trabajando en él. Es un momento de aparente inactividad, pero en realidad se está produciendo una intensa actividad mental a nivel inconsciente.

Iluminación

De manera repentina e inesperada, surge la solución al problema. Es la famosa "idea feliz" o el "momento eureka". Esta fase se caracteriza por una sensación de claridad y comprensión profunda, donde las piezas del rompecabezas encajan de repente. Solo hay que tener paciencia.

Verificación

En la última etapa, la idea o solución se somete a un proceso de evaluación crítica. Se analiza su viabilidad, se identifican posibles fallos y se realizan pruebas para verificar su eficacia. En esta etapa, se debe pensar de forma lógica y analítica. Es importante evaluar la idea de manera imparcial para decidir si es la mejor solución al problema.

Importancia de las fases

Las cuatro fases del proceso creativo de Wallas son interdependientes y cíclicas. Es decir, que no siempre siguen un orden lineal y pueden repetirse varias veces a lo largo del proceso. Lo importante es comprender la dinámica de cada fase y cómo se relacionan entre sí para poder aprovechar al máximo el potencial creativo.

Lluvia de ideas: liberando la creatividad en equipo

La lluvia de ideas, conocida también como "brainstorming", es una de las partes de los procesos creativos más populares y efectivos. Se utiliza tanto en espacios educativos como corporativos para generar ideas innovadoras de manera colaborativa.

Este método se basa en la premisa de que las ideas fluyen libremente sin críticas ni restricciones durante la sesión. La dinámica fomenta la creatividad y un ambiente donde todo miembro del equipo pueda expresar todo lo que se le pase por la cabeza. No importa si es algo atípico o extraño. Esto es esencial para poder desbloquear un pensamiento creativo.

El proceso de lluvia de ideas comienza con la presentación clara del problema o tema a tratar por parte de un facilitador. Esta persona también establece las reglas básicas para asegurar un entorno libre de juicios y críticas. Luego, los participantes son invitados a compartir sus ideas, las cuales son anotadas para que todos puedan verlas y construir sobre ellas.

Este método es particularmente útil para romper el hielo en equipos nuevos. Sobre todo para integrar diversos puntos de vista y explorar un amplio rango de posibilidades antes de proceder a la etapa de evaluación crítica.

Una sesión efectiva de brainstorming no solo depende de la disposición de los participantes a compartir y explorar ideas. Si no también de la habilidad del facilitador para dirigir la sesión. Quien dirige la sesión debe mantener el flujo de las intervenciones, evitar que se desvíe el tema y estimular la participación de todos los presentes.

Es importante que mantenga un balance entre dar libertad al proceso creativo y guiar la sesión hacia objetivos concretos. Por otro lado, herramientas como mapas mentales o software de colaboración pueden ser utilizados para mejorar y documentar las sesiones. Esto te permitirá hacer una revisión posterior y la implementación de las soluciones generadas.

La lluvia de ideas es un proceso creativo esencial que, cuando se implementa correctamente, puede abrir un abanico de oportunidades y soluciones innovadoras. Sirve para unir a las personas y sacar lo mejor de cada una de ellas.

Design Thinking: más que un método, una filosofía

El design thinking es un enfoque de innovación centrado en el usuario. Busca resolver problemas complejos a través de un proceso creativo estructurado.

Este método se enfoca en entender bien lo que los usuarios necesitan y quieren. Su proceso iterativo se compone por cinco etapas conocidas como empatía, definición del problema, ideación, prototipado y prueba. En cada una de ellas, los equipos pueden experimentar, aprender y ajustar rápidamente sus ideas, siempre pensando en quienes usarán el resultado final.

El proceso de design thinking no se trata de seguir un camino lineal hacia una solución. Es un proceso de exploración continuo, donde los errores y los hallazgos inesperados son vistos como oportunidades de aprendizaje y mejora.

En la fase de empatía, por ejemplo, los diseñadores utilizan herramientas como entrevistas, observaciones y jornadas de experiencia. Esto les sirve para sumergirse en la vida y perspectivas de los usuarios, no sólo para entender sus necesidades explícitas. También para descubrir insights profundos que los usuarios tal vez no puedan expresar directamente.

Durante la fase de ideación, este proceso creativo anima al equipo a volver a la tradicional lluvia de ideas, por ejemplo. Aquí, la cantidad por sobre la calidad y el pensamiento divergente son cruciales. Luego, estas ideas son llevadas a la etapa de prototipado, donde se crean versiones simplificadas de las soluciones para ser probadas en situaciones reales o simuladas. Este ciclo se repite varias veces, refinando continuamente el producto o servicio hasta que se ajusta de manera óptima a las necesidades del usuario.

El design thinking es mucho más que un simple método. Es una filosofía de trabajo que coloca a las personas en el centro del proceso creativo. Al adoptar este enfoque, las organizaciones pueden crear soluciones no solo funcionales, sino también profundamente resonantes con sus usuarios. Esto es fundamental en un mercado cada vez más centrado en la personalización y la experiencia del usuario.

Planning: domina la planificación estratégica de contenidos

El planning es una faceta esencial en la gestión y realización de cualquier proyecto. Especialmente aquellos que requieren un enfoque innovador y soluciones originales.

A diferencia de lo que muchos podrían pensar, el planning no solo implica la organización y programación de tareas. En su núcleo, es un proceso creativo que requiere pensar de forma estratégica y visionaria para anticipar desafíos, optimizar recursos y maximizar los resultados.

En pocas palabras, se centra en diseñar un mapa detallado que no solo guíe el proyecto de inicio a fin. Sino que también permita adaptaciones fluidas y respuestas ágiles a los cambios inesperados.

Este proceso creativo comienza con la definición clara de los objetivos y metas del proyecto. En esta etapa, es crucial emplear un pensamiento creativo para establecer objetivos que no solo sean alcanzables. También deben empujar los límites de lo convencional y buscar innovar en el campo de interés.

Una vez que las ideas están sobre la mesa, el planning implica priorizar y organizar estas ideas en un plan estructurado. Esto requiere una evaluación crítica y selectiva para determinar cuáles ideas son más viables y cómo se pueden integrar eficientemente para cumplir con los objetivos establecidos.

Aquí, la creatividad se encuentra en el arte de equilibrar la ambición con la viabilidad. El equipo debe ser capaz de encontrar una forma de tejer juntas las diferentes piezas para formar un todo coherente que sea tanto inspirador como práctico.

Finalmente, el planning no termina con la elaboración del plan inicial. A lo largo del proyecto, es necesario revisar y ajustar el plan para responder de manera efectiva a los problemas y oportunidades que surjan.

La capacidad para pivotar y modificar el curso de acción puede ser la clave para el éxito del proyecto. El planning es una oportunidad continua para innovar y crear valor a lo largo de todo el proceso del proyecto.

Hacemos estrategias creativas a la medida de tu marca

En Rompecabeza The Marketing Company, entendemos que cada proyecto es único y merece una estrategia creativa que se alinee perfectamente con tus objetivos. Nuestro equipo de Creatividad Digital se preocupa de que cada proceso creativo esté hecho a la medida de las necesidades de tu marca.

Carl’s Jr. confió en nuestros servicios y logró el bronce en los IAB Mixx Awards Chile 2022. Gracias al trabajo realizado, impactamos de forma orgánica con un +300% ventas, +5.000 visitas al perfil de Instagram y +18.000 ventas de Monster Big Angus.

Nos comprometemos a transformar tus ideas en soluciones innovadoras y efectivas que encajen con cada pieza del proyecto en el gran esquema de tus aspiraciones.

Más de Rompecabeza

Ecommerce

Live Stream Shopping: Te explicamos todo acerca de la nueva tendencia mundial del eCommerce

LEER MÁS
Marketing

Tendencias que marcarán el marketing digital en el 2022

LEER MÁS
Marketing

5 herramientas ayudarán en tu estrategia de Influencers

LEER MÁS
Social Media

5 ideas en REELS para CONECTAR con tu audiencia

LEER MÁS
Noticias

Convertir likes en votos: La fórmula digital de los presidenciables

LEER MÁS
Tendencias

Metaverso: El rebranding de Facebook que apuesta por la realidad híbrida

LEER MÁS
Noticias

¿Qué pasa en un minuto en internet?

LEER MÁS
Social Media

3 cosas que aprendimos con la caída de Redes Sociales

LEER MÁS
Social Media

Instagram: Todos podrán compartir enlaces

LEER MÁS
Noticias

Tienda física vs tienda online: Te contamos sus principales diferencias y lo mejor de cada uno

LEER MÁS
Social Media

5 PREDICCIONES PARA LAS RR.SS. DE 2022

LEER MÁS
Noticias

Te mostramos quiénes son estas mujeres influyentes en las RRSS

LEER MÁS