Influencers, la nueva era de la publicidad.
Por: Rompecabeza
Tiempo Lectura: 3 minutos
Fecha: Febrero 22, 2019
Compartir: Facebook Twitter LinkedIn

El 2018 fue una explosión en inversiones de campañas con usuarios de redes sociales, que cuentan con cientos, miles y hasta millones de seguidores en las diferentes app’s, se estima que este año el porcentaje de inversiones en campañas con estos rostros se duplique a un 12% versus a un 6% de inversión mensual por marca.

Un 60% de las empresas tiene previsto aumentar el dinero destinada a captar esas voces de opinión que no siempre cobran.
El informe ‘Estatus del marketing de influencers en el sector de la moda, el lujo y la cosmética 2018’ revela que un 65% de los profesionales del sector reconocía que trabajaba en sus campañas de la mano de influencers.

Un 73,3% de las empresas reconoce la efectividad de sus campañas con influencers para fortalecer la fidelidad de clientes y casi siete de cada diez encuentra el marketing de influencia efectivo para el impulso de las ventas.
Estas estrellas de las redes se usan para el lanzamiento de productos, eventos y promoción de contenidos. No todas las marcas corren detrás del top de los influyentes en las redes. Un 45,8% prefiere trabajar con micro-influencers para sus campañas (líderes de opinión que tienen entre 10K y 100K seguidores), un 33,6% opta por los macro-influencers (de 101K a 500K seguidores) y solo el 9,3% prefiere trabajar con mega-influencers (de 501K a 1.5 millones). No solo eso. Un 11,3% considera más efectivo trabajar con celebrities para sus campañas.

El influencer marketing

Está muy en auge con extraordinarios resultados, pero también con fracasos que suponen pérdidas y es que, el número de seguidores no garantiza el éxito, ya que, según una investigación se analizaron 350 mil perfiles, casi un tercio de los seguidores no son reales, se trata de perfiles fantasma, robots o integrados en grupos de crecimiento y apoyo. Unas cuentas falsas que ya puso en evidencia la agencia H2H cuando creó una ‘influencer’ de la nada. La entidad contrató a una actriz, a un fotógrafo especializado en estas publicaciones, a una estilista y realizó una inversión de 500 euros en la compra de seguidores falsos, consiguiendo así que en tan solo unos meses multitud de marcas y negocios confiaran en esta cuenta para hacer promoción de sus productos o servicios.

Las redes sociales hace tiempo dejaron de solo una plataforma de comunicación, hoy son también un nuevo canal de negocio factible. El 77% de la población Chilena tiene acceso a internet, datos que no pasan desapercibidos para las empresas que ven en estas una oportunidad explosiva  de publicidad, en concreto con los “influencers”. Estos usuarios cuentan con miles, hasta millones de seguidores en sus redes sociales, aprovechando su popularidad para asociarse con marcas a cambio de beneficios económicos y experiencia.


Seguidores v/s engagement



Los seguidores, no son un aval para comenzar una campaña. Hay un factor que se debe tener en cuenta y es el ‘engagement’ o fidelidad de la audiencia. Es un parámetro cuantitativo que muestra la habilidad del creador de contenido a la hora de capturar la atención de su audiencia, midiendo la interacción, frecuencia y recurrencia. La fidelidad del público es clave, hace que las recomendaciones de usuario vayan a tener resultados, es decir, asegurar que la publicidad pueda aportar beneficios en la marca.

Compartir: Facebook Twitter LinkedIn