Agencia Digital con Creatividad y Ciencia

Menú
Contacto

30, abril 2020 | Tiempo de lectura: 2 minutos

Con la llegada del coronavirus (covid-19) en febrero del 2020, muchas empresas -a nivel mundial- tuvieron que encontrar nuevas formas de gestionar a su personal y buscar nuevos y eficientes canales de comunicación para evitar que la productividad de sus empleados disminuyera mientras trabajaban desde sus casas. 

Aunque a simple vista representa un reto tanto para el empleado como para el empleador, la verdad es que no todo es tan malo como parece. Poco a poco hemos aprendido a trabajar de forma remota y nos dimos cuenta que hay muchas semejanzas de trabajar en casa y la oficina. ¿No nos crees?

Interacción con otros

Quizá al principio no te des cuenta pero pasamos una parte de nuestro día en el trabajo entablando conversaciones con nuestros compañeros, sean laborales o personales, lo cierto es que siempre estamos interactuando con otros.

Llevar a cabo el proceso de la comunicación -o socialización- es fundamental  para que podamos desarrollar mejor nuestro trabajo, ya que lo utilizamos como una forma de desconexión o para la consulta de ideas. Sea una razón u otra, podemos seguir haciéndola desde nuestro casa.

¿Cómo hago para despejar la mente si ya no puedo hablar con mis compañeros si tengo un teletrabajo? Usa Internet. Parece obvio pero no lo es. A veces olvidamos que contamos con herramientas que nos permiten mantenernos conectados así trabajemos de forma remota.

Aprovecha plataformas como Zoom, Hangouts o Skype para hablar con tus colegas temas fuera de lo laboral y darle un respiro a tu mente. Puedes modificar esos encuentros ocasionales cuando vas por un café o una merienda en una charla por videollamada. Los recursos están, es cuestión de nosotros utilizarlos. 

Distracciones cada 5 minutos

¡Estar en casa hace que me desconcentre y pierda el interés en lo que hago! Es probable que esto suceda con mucha frecuencia, tanto en la casa como en la oficina. Para combatir esto intenta organizar tu día y haz una lista de prioridades.

No todas las tareas se deben hacer estrictamente el mismo día. Planea cómo quieres que sea tu jornada laboral y dedica tiempo razonable a cada actividad,  así verás que tu productividad puede mantenerse o aumentar en ambos escenarios.

Tampoco olvides tomarte un tiempo para realizar actividades de esparcimiento con tu equipo de trabajo o solo. Por lo general las distracciones surgen cuando nos sobrecargamos de trabajo y esperamos que salga cualquier excusa para dejar de hacerlo. Ver tus redes sociales por 15 minutos o salir a tomar algo de aire son buenas opciones para liberar tensión.

Trabajar más del horario establecido

Esto ocurre con mayor frecuencia cuando tenemos un trabajo remoto. Solemos quedarnos “un poco más” para culminar algo o adelantar una actividad del día siguiente y cuando revisamos la hora pasaron 3 horas desde que tomamos esa decisión.

Es importante establecer horarios para nuestro trabajo, estemos o no en una oficina es muy fácil dejarse llevar por la lista de tareas pendientes. Recuerda que tener tiempo para comer, ver un rato por la ventana, salir a tomar aire, ver un video en Youtube o apagar tu computadora/laptop cuando termina tu jornada laboral son actividades sanas.

Hacerlo no afecta a la atención al cliente. Entender que hay un momento para trabajar es esencial para todos. Aprender a desconectarse en fundamental y tenemos que aprender a hacerlo.  

¡No te quedes inmóvil!

Estar en casa no es sinónimo de poca actividad física. Aunque ya no tengas que lidiar con el transporte público para desplazarte a tu trabajo, tienes la oportunidad de invertir ese tiempo en otras actividades dentro de tu casa.

También, puedes pararte y estirar el cuerpo con mayor tranquilidad que en la oficina. Recuerda que esto no debes hacerlo únicamente en casa, la falta de movilidad ocurre en ambos lugares.

Pasar de la oficina a la casa puede ser difícil, pero no imposible. El teletrabajo está en un futuro cercano y es cuestión de nosotros saber afrontarlo. Te invitamos a leer nuestra guía con herramientas y recomendaciones para el trabajo remoto, donde te mostramos métodos eficaces que pueden ser de utilidad para ti y tu empresa. 

¿NOS TOMAMOS UN CAFÉ?
¿Necesitas cotizar tu proyecto con nosotros?

Más de Rompecabeza

Tendencias

El trabajo remoto y cómo adaptarnos

LEER MÁS
Tendencias

Uber pierde terreno en el negocio de la movilidad urbana

LEER MÁS
Social Media

TikTok: la app para jóvenes y adultos

LEER MÁS